Bienvenidos

BLOG

  • Carlos Augusto Albán Vela

Mientras Tanto Vivo

Este portal surgió como un hijo no esperado, soy Carlos Albán, llegué a Sídney con el propósito de escribir un libro, ya regresé a Colombia y aun lo estoy haciendo, en cambio de una manera mágica surgió la idea de construir un portal que permitiera desarrollar ideas alrededor del fortalecimiento personal y espiritual.

En esa búsqueda reafirmé la presencia de Dios en mi vida, uno de esos momentos fue a través de una petición específica, donde le solicité que me evidenciará si efectivamente conversábamos y así lo hizo. Iba en una lancha rumbo a un avistamiento de Delfines y le pedí que llegara uno frente a mí, así fue. Para los incrédulos puede ser obvio, pues si vas a ver delfines y pides que te muestren uno, llega. Lo impresionante es que llegó hasta el punto exacto donde yo estaba y no aparecieron más durante ese viaje.

Se debe tener conciencia que “EL”, así me refiero a Dios, está en comunicación permanente y su conversación se hace mediante una serie de señales. Esto es un solo ejemplo de lo que significa su presencia.

Mi viaje me permitió consolidar mis técnicas de meditación, en Australia y en Tailandia, en este último hice un viaje sin agenda, solo EL me llevaba y me decía dónde ir, donde quedarme y me fue mostrando una serie de personas que fortalecieron mi conocimiento y ayudaron a mi crecimiento.

He aprendido que la espiritualidad y la humanidad van de la mano, esto significa que yo puedo andar en una búsqueda permanente, pero tendré momentos de aburrimiento, de tristeza, de temor, la clave es tener conciencia de estos estados, entender como palpita mi corazón, como respiro, como siento, como hablo cuando tengo estos sentimientos, cual es la causa de ese comportamiento y tratar una vez que los identifique, como convivo con ellos, y si es el caso como los puedo modificar en función de mi tranquilidad.



Sí, sé que te estoy escribiendo muchas ideas, pero ese es el propósito de este texto, mostrarte lo que puedes encontrar en este portal y en sus redes.

En una columna de presentación, anterior a esta, cuento de mi vida, te invito a que la leas para que me conozcas un poco más de quien te habla. Este es un encuentro honesto y desinteresado, que me invita a comunicar contando con el apoyo de EL.

No hago parte de ningún movimiento, aunque me crié en la religión católica y estudio con frecuencia los principios budistas. Hoy como dice el Papa Francisco, reitero mucho esta frase, “No necesitamos gente creyente, sino gente buena” y para esa gente buena está destinado este portal y las redes alrededor de él.


Enseñando a bailar salsa a profesores y compañeros en el Sidney Colleges of English


Mientras tanto vivo, destaca a gente que inspira, personas que trabajan en función del servicio a los demás, hay un tono que con frecuencia aparece y es la manera como los viajes y los caminos que recorro me enseñan, más allá de lo turístico y de lo histórico, aprendo de las sensaciones, de la gente y de las señales.

El espacio denominado Blog, plantea mis pensamientos alrededor de temas específicos, especialmente, la espiritualidad, el crecimiento desde lo cotidiano, la compasión y temas similares.

Este portal espacio para otras voces, videos, entrevistas podcast, con gente que inspira.

Es un encuentro mediado por mis creencias, las cuales no pretendo que sigas, incluso bienvenido si las debates.

Llamar este sueño, ya hecho realidad “Mientras tanto vivo” parece un nombre premonitorio a la realidad que estamos viviendo hoy a propósito de la pandemia generada por el Coronavirus, que nos obligó a encerrarnos en nosotros mismos principalmente, a atender que la vida cambiaba completamente nuestra rutina y que a pesar de las circunstancias hay que vivir.